Sexo, Género, Identidad y Orientación Sexual

 5 Julio, 2016
Publicado por Irene Bedmar

La realidad científica de la diversidad sexual es aún un concepto por asimilar socialmente. (Mi último artículo para Oh! Sensual).


Muchas personas se despiertan cada día con la esperanza de poder encarar, del mejor modo posible, las consecuencias de los prejuicios sociales por defender o expresar su identidad u orientación sexual.

Los actuales modelos educativos, a menudo basados en estereotipos de género, no ayudan a entender los conceptos básicos de la diversidad sexual. Es necesario entender que no existe una única forma de vivir la sexualidad y que más allá de los términos explicados a continuación, podríamos considerar tantas “sexualidades” como personas.

Sexo: ¿Con qué genitales he nacido?

Condición biológica y genética por la cual nacemos con caracteres sexuales primarios masculinos, femeninos o combinados (intersexualidad). Esto incluye órganos sexuales internos y externos, cromosomas y hormonas. Nuestro sexo no determina nuestra identidad ni la orientación de nuestro deseo sexual.

Género: ¿Qué características se asocian al hombre/ mujer?

Se refiere a los roles socialmente construidos, los comportamientos, actividades y atributos que una sociedad dada considera apropiados para los hombres y las mujeres. Así, el rol sexual o de género (¿Cómo soy y actúo al sentirme mujer u hombre?) consiste en los rasgos de personalidad y pautas de comportamiento socialmente considerados masculinos o femeninos en un marco cultural o histórico concreto. Esta masculinidad/feminidad viene determinada por la educación y la cultura en la que nace y crece la persona.

Identidad de género: ¿Con qué género me identifico?

Sentimiento de pertenencia al género masculino o femenino (ser/sentirse hombre o mujer). Suele establecerse en los primeros años de infancia y afecta al modo en que sentimos y expresamos emocionalmente nuestro género.

Transexual:

En algunas personas no coincide el sentimiento de pertenencia a un género con los genitales que tienen, llevándole a sentirse atrapado/a en un cuerpo extraño. La mayoría siente que ha habido un error. En consecuencia, algunos desean modificar sus características sexuales, a nivel genital y físico general. El proceso de transición o “transexualizador” se basa en la adaptación corporal mediante terapia hormonal pudiendo finalizar con operación de cambio de sexo.

Transgénero: 

Se refiere a personas que se identifican con el sexo opuesto pero no se han sometido a un cambio de sexo

Travesti:

Se trata de un comportamiento e identidad transgénero en el que la persona expresa a través de su modo de vestir un rol de género socialmente asignado al sexo opuesto (cross-dressing). No siempre implica un deseo de pertenencia al sexo opuesto, puede ser un simple modo de diversión o erotismo. La orientación sexual también puede ser tanto heterosexual u homosexual. 

Orientación sexual: ¿Quién me atrae sexual y emocionalmente?

La orientación del deseo sexual influye a la hora de escoger a la persona con la que queremos establecer vínculos sexuales y emocionales. Suele establecerse en la adolescencia, aunque no necesariamente de forma fija. Las personas pueden considerarse heterosexuales cuando se sienten  atraídas hacia personas de distinto sexo al propio, homosexuales en el caso de que  la atracción se de hacia personas de mi mismo sexo o bisexuales si se produce una atracción hacia ambos sexos.

Como se puede observar, “ser hombre” o “ser mujer” va mucho más allá de la genitalidad y lo mismo ocurre con la sexualidad…

Acerca de

Soy Irene Bedmar, Psicóloga y Sexóloga Clínica. El Diván de Irene facilita tu acceso a la eSexología, el modo más seguro, íntimo y avanzado de mejorar tu salud sexual, psicológica y emocional. Te invito a conocer mi actividad profesional como terapeuta en Qoolife y como blogger profesional.

"Haz de tu inteligencia emocional tu mejor aliada".

8 comentarios

  1. Axel
    |

    Hola Irene tengo algunas inquietudes acerca de la aceptación de mi pareja hacia a mi. Yo soy hombre transgero, ella una mujer que quizá comprendiendo le guste únicamente relaciones lésbicas yo no encajo en su preferencia pues a pesar que poseo genitales femeninos mi comportamiento y sentir son masculinos, me encuentro inmerso en una relación de la cual quizá ninguno de los dos estamos claros… Si embargo amor sin sexo si compartimos pero ya para mi no es suficiente

    • Marcos
      |

      Buenas noches Mi nombre es marcos Garcia y mi problema es que con mi esposa tengo muy poca actividad sexual creo que una vez cada 15 días o algo así y no se si es por el poco sexo que tenemos e pensado mucho en que mi mujer comparta una relación con otra mujer o incluso con otro hombre y le confieso que eso me éxito un poco pero luego siento algo de culpa o quizás miedo de que termine la confianza entre los dos… Creo que tengo un problema

      • |

        Hola Marcos, gracias por visitar nuestro blog y bienvenido a la comunidad de El Diván de Irene.

        El tema de la frecuencia de las relaciones sexuales suele generar diferencias de opinión entre las parejas, esto es algo habitual. No obstante, cuando uno de los miembros de la pareja comienza a sentirse mal por este tema, es necesario solicitar ayuda profesional para aclarar ideas y comprobar en qué estado se encuentra realmente la relación de pareja antes de dar el paso de añadir posibles “extras” que, en algunos casos, lejos de solucionar, pueden complicar las cosas.

        Si quieres obtener asesoramiento personalizado para tu caso y preguntarme todas tus dudas siempre que lo necesites, te invito a contactar conmigo desde mi consulta online: http://bit.ly/1pt4Czz

        ¡Te espero en mi consulta! 🙂

    • |

      Hola Axel, bienvenido a nuestro blog. Estas inquietudes y dudas que comentas son frecuentes y comprensibles en casos como el vuestro. Sin embargo, se trata de dificultades que se pueden aclarar muy bien recibiendo el asesoramiento sexológico adecuado.

      Si lo deseas, te invito a contactar conmigo a través de mi consulta online para que podamos tratar este tema en privado y asesorarte de manera eficaz.En tu caso, te recomiendo los servicios InfoSex o Sesión por chat, para comenzar a conocer tu caso más a fondo y poder evaluarlo correctamente.

      Puedes acceder a mi consulta directamente desde aquí: http://bit.ly/1pt4Czz o bien visitar nuestro catálogo completo de servicios para adquirir aquel que consideres que mejor se adapta a tus necesidades específicas: http://bit.ly/29x4NU3

      Gracias Axel. ¡Te espero! 😉

  2. |

    Un estupendo documento Irene y muy clarificador. Muchísimas personas tienen confusión acerca de su orientación sexual, tendencias y gustos.

    Como has dicho es importante saber los conceptos para poder entenderse a uno mismo o a una misma y reconocer que, en muchos casos, el problema no es personal sino fruto de los prejuicios sociales que no ven bien o discriminan determinadas orientaciones y formas de vivir y de sentir.

    Hace poco leí que SEXO es quién sientes que eres y ORIENTACIÓN es a quién amas.

    Gracias por trabajar y aportar en este campo tan necesario, un saludo.

    • |

      Muchas gracias Fernando por tu aportación y tus comentarios. Siempre es un lujo contar contigo en el blog de El Diván de Irene.

      Estoy completamente de acuerdo con esta distinción entre “sexo” y “orientación”. Me parece muy aclaratoria y acertada, que es como a fin de cuentas debe ser siempre la información sexual de calidad. La gente necesita conceptos claros y asequibles a su comprensión, ya que la sexualidad no deja de ser un tema complejo y diverso que en muchas cuestiones se presta a confusión.

      Bajo mi punto de vista -y en la línea de lo anterior-, “sexo” estaría más relacionado con una cuestión de identidad, de “mi propia sexualidad individual” y mi autoconocimiento sexual a varios niveles, mientras que “orientación” sería “con quién decido compartir eso que ya he descubierto -en el mejor de los casos- sobre mí mismo/a. Lo segundo estaría dirctamente relacionado con el tipo de “estímulos sexuales” que más me atraen.

      Gracias Fernando. ¡Saludos! 🙂

  3. Carlos zuñiga
    |

    Mi problema es que tardo mucho en eyacular.

    • |

      Hola Carlos,

      La eyaculación retardada es una dificultad sexual que se puede solucionar eficazmente desde la terapia sexual, siempre que estés dispuesto a esforzarte e ilusionarte lo necesario en la terapia. Si necesitas información detallada, estaré encantada de orientarte.

      Te recomiendo también la lectura de este artículo sobre tu dificultad.

      Gracias. Te espero en mi consulta online. 🙂

Escribe tu comentario

Esta dirección de correo electrónico no es válida.